26 de abril de 2014
Espliego macho (Lavandula spica)



El espliego es la lavanda silvestre, que por la proximidad con la lavanda verdadera, dio nacimiento a un híbrido natural: el lavandín.

Muy presente en las partes bajas del Mediterráneo y sensible al frío, prefiere la vecindad con el mar y alturas más bajas que la lavanda verdadera u officinalis (angustifolia).

Su tallo presenta la forma de una horca de 3 puntas con la sumidad florida en cada extremidad. Su fragancia es más alcanforada, más salvaje y menos apreciada que la de otras lavandas. 

Está muy presente en España y en Portugal, pero la composición bioquímica puede variar fuertemente de un origen a otro, lo que modifica también fuertemente su potencial terapéutico.

Parte destilada: la sumidad florida.

¿Qué moléculas aromáticas?

Su composición aromática es muy distinta a la de las otras lavandas. Efectivamente, el espliego contiene una gran proporción de óxido con el 1,8 de cineol (35%). Otras familias como los alcoholes con el linalol (40%) y las cetonas con el alcanfor (6%), completan su espectro bioquímico si es de origen francés, pues si proviene de otros orígenes, no tendrán especialmente el mismo perfil.

Precauciones particulares




Use y abuse de este aceite sin restricciones, ya que solamente le hará bien. Ningún riesgo puede empañar a este campeón.

Las propiedades terapéuticas esenciales

Su más destacada acción es, sin ninguna duda, su poder antitóxico, que hace milagros en todos los casos de mordeduras de criaturas venenosas: avispas, escorpión, serpiente, medusas, etc. y para estar convencido, la sabiduría popular la ha llamado "aspic", serpiente cuya mordedura puede ser neutralizada gracias a la aplicación inmediata y repetida de este AE que tiene como sobrenombre "primeros auxilios".

Cabe destacar también la extraordinaria cicatrización que resulta de la aplicación de este aceite puro sobre las heridas. Además, como si esto fuera poco, es un bactericida y fungicida eficaz. Finalmente, el espliego macho es un buen antiálgico y es un interesante anticatarral, pero menos utilizado para esto último que los grandes clásicos como la Mandravasarotra.

Las principales indicaciones terapéuticas

- Picaduras de animales venenosos: avispas, escorpión, serpiente y medusa... (++++)
- Quemaduras, incluso severas (++++)
- Micosis de los pies, micosis cutánea, acné, heridas (+++)
- Herpes zoster, varicela, herpes labial, herpes genital (+++)
- Otitis, sinusitis y bronquitis (+++)
- Dolores diversos: migraña, artrosis y reumatismo (+++)

+=Recomendado --- ++++=Muy recomendado

0 comentarios