10 de marzo de 2014
Lesiones tisulares vinculadas a una fuente térmica, química o eléctrica. Las hay en primer grado: eritemas simples y dolorosas. En segundo grado: con secreción fibrinosa, muy sensible al roce. En tercer grado: con carbonización de los tegumentos.



SINERGIA

- Aceite esencial de Espliego (Lavandula spica): 60 gotas
- Aceite esencial de Palo de rosa (Aniba rosaeodora var. amazonica): 20 gotas
- Aceite esencial de Laurel noble (Laurus nobilis): 10 gotas
- Aceite vegetal de hipérico (Hypericum perforatum): 10 gotas

MODO DE EMPLEO


Después de haber refrescado la quemadura con agua fría durante cinco minutos como mínimo, poner de 3 a 8 gotas según lo extensa que sea la zona afectada, 6 veces al día.

LA OPINIÓN DEL PROFESIONAL

Este remedio es verdaderamente milagroso porque sirve para todo tipo de quemaduras: por el fuego de un brasero, del sol, de una fricción, de algún producto cáustico o de radioterapia. Esta fórmula combina propiedades cicatrizantes excepcionales anti dolor y desinfectantes. ¿Qué más pedir? El aceite de Espliego puede también ser utilizado solo y puro para aliviar las quemaduras.

OTROS CONSEJOS

Enfriar siempre la quemadura con agua. Ingerir por vía oral ácidos grasos Omega 3, 6 y 9 con antioxidantes, pues son verdaderos alimentos para la piel y van a regenerar el tejido cutáneo después de una afección de este tipo.

0 comentarios