4 de marzo de 2014
Árbol del té (Melaleuca alternifolia)


He aquí el más conocido y el más vendido de los aceites esenciales en el mundo entero. Su reputación no es reciente, pues en Australia los aborígenes conocían la acción curativa de esta planta aromática 40.000 años antes de nuestra era. Incluso los soldados australianos que participaron en la guerra del 40 y 45 tenían en su botiquín de primeros auxilios un frasco de AE de Árbol del té.

Hoy en día, cultivada, pero amenazada por los cambios climáticos, el Árbol del té aprecia el clima húmedo, incluso terrenos pantanosos de las regiones subtropicales en las planicies.

Las hojas son delgadas, lanceoladas y alternadas, dejando ver las vacuolas de esencia. Al frotarlas sueltan un fuerte olor. Las flores blancas en espiga presentan numerosos estambres. Pertenece a la maravillosa familia botánica de las Mirtáceas, en la cual también encontramos al niaulí, los eucaliptos, el mirto y el clavo de especias.

Parte destilada: la hoja

¿Qué moléculas aromáticas?



La gran molécula triunfadora de esta composición bioquímica es un alcohol terpénico: el terpineno-1,4-oI (40-45%).

Además tiene una molécula de la familia de los terpenos: el gama terpineno (20%) que se transformará también dentro del organismo en terpineno-1,4-oI. Es decir, todo el interés terapéutico reposa en esta molécula capital. Ningún otro aceite esencial puede pretender acercarse a la composición del Árbol del té.

Precauciones particulares

Si bien la toxicidad del aceite esencial de Árbol del té no es importante, el consumidor deberá utilizarlo en periodos cortos (5 a 10 días) para los problemas infecciosos. Además, las pieles sensibles y las pieles de bebé no soportarán el aceite esencial puro del Árbol del té, que conviene diluirlo ampliamente (20% de AE con 80% de aceite vegetal).

Las propiedades terapéuticas

Bactericida eficaz, sobre un gran número de gérmenes patógenos, el Árbol del té será a menudo el corazón de una sinergia antiinfecciosa. Además es antiviral, fungicida y anti parasitario. Esto completa el cuadro y refuerza su interés para diversas patologías infecciosas. También en prevención de quemaduras de radioterapia, causadas por los tratamientos anti cancerosos por rayos.

Las principales indicaciones terapéuticas

- Todas las afecciones buco dentales: aftosis, estomatitis, gingivitis, piorrea (+++)
- Blanqueamiento del esmalte dental (+++)
- Todas las infecciones dermatológicas: herpes, herpes zoster, heridas, sarna, acné, tiña, micosis y abscesos cutáneos (+++)
- Infecciones respiratorias: angina, sinusitis, bronquitis y otitis (+++)
- Cistitis, vaginitis, leucorrea (+++)
- Radioterapia, prevención de quemaduras (+++)

+=Recomendado --- ++++=Muy recomendado

Consejo

Dos gotas de Árbol del té puras, desinfectarán inmediatamente la gran mayoría de las heridas.

0 comentarios