20 de enero de 2014
Las afecciones cutáneas son manifiestamente las más frecuentes cuando nuestros retoños ponen a prueba sus límites... como parte de su aprendizaje de la vida.


Heridas, llagas, cortes o arañazos pueden curarse de maravilla gracias a las propiedades antinfecciosas y cicatrizantes de esta sinergia.

Aplicar localmente unas gotas en la herida 3-4 veces al día durante 5 días. Conviene prevenir que les va a picar un poco, pero que el dolor desaparecerá con el efecto antiálgico de los aceites esenciales.

Cuando se le hacen curas a un niño, es aconsejable distraerlo, desviar su atención de la lesión y del tratamiento. La sensación de dolor será menor que si se concentra en la herida.

TRATAMIENTO


- Aceite Esencial de Geranio Rosa: 2 ml
- Aceite Esencial de Espliego: 1 ml
- Aceite Esencial de Árbol del té: 2 ml
- Aceite Vegetal de Hipérico: 5 ml.


0 comentarios