20 de enero de 2014
Estrías longitudinales normalmente finas (ancho: unos pocos milímetros), que aparecen en zonas como las caderas, nalgas y senos, debido a la pérdida local de elasticidad de la piel, que provoca la aparición de esta atrofia lineal cutánea.


SINERGIA

- Aceite Esencial de Geranio de Egipto (Pelargonium x asperum): 1 gota
- Aceite Esencial de Siempreviva (Helichrysum italicum ssp. serotinum): 1 gota
- Aceite Esencial de Palo de rosa (Aniba rosaeodora var. amazonica): 1 gota
- Aceite Vegetal de Rosa mosqueta (Rosa rubiginosa): 30 gotas
- Aceite Vegetal de Argán (Argania spinosa): 67 gotas

MODO DE EMPLEO

Aplíquese de 8 a 10 gotas mañana y noche sobre el vientre, muslos, y eventualmente los senos durante 6 días y el séptimo día descansar. Para las mujeres embarazadas únicamente es apta esta sinergia a partir del cuarto mes de gestación.

OPINIÓN DEL PROFESIONAL


El mejor tratamiento es la prevención antes que curar, razón por la cual no hay que arriesgarse a ver aparecer la estría, sino anticiparse mediante la aplicación regular durante varios meses, con el fin de reforzar la tonicidad de la piel, pero también permitir una elasticidad óptima. En este caso los aceites esenciales tónicos y astringente cutáneos son ideales, y los aceites vegetales aportan todos los nutrientes que precisa el tejido cutáneo.

OTROS CONSEJOS

Una alimentación rica en ácidos grasos de la serie de los Omega 3 es muy recomendable antes, durante y después del embarazo para proveer a la piel de los elementos que constituirán su tejido. Una cápsula mañana y tarde de Omega 3, a tomar mientras se realice el tratamiento con la sinergia arriba indicada, permitirá aumentar la capacidad de recuperación de la piel.

0 comentarios